• Obed Alexander

Juana Inés Dehesa tiene una nueva novela

Ella está a punto de desconectarse cuando… ¡ping!


Susana tiene una exitosa carrera como asesora política. Está lo que se llama bien casada con Andrés, aunque no fue muy consciente de cómo llegó a ese punto. Se embarazó y se hizo prometer a sí misma que volvería a su trabajo una vez terminada la incapacidad. Sin embargo, el cuidado no de uno sino de dos bebés le absorbió el tiempo y la energía lo suficiente como para impedir su regreso a la vida laboral activa, aunque tampoco le molestó quedarse en casa y ver crecer a sus gemelos. Tres años transcurrieron desde que fue mamá y, entre la cotidianidad de sus días, Susana nos narra, con mucho humor e ironía, las peculiaridades de su vida familiar. A sus recuerdos sobre la educación que recibió de su madre, una reconocida académica, se agregan la relación distante con su hermana y las andanzas de su padre viudo, que ha vuelto a encontrar el amor con una vieja conocida. Entre el examen de los valores familiares y los ajustes económicos que obligan a plantear el regreso de Susana al mundo profesional, se entretejen situaciones que retratan el México actual con los clasismos que negamos, la política que nos divide y la doble moral con la que aparentamos nuestras aspiraciones y ocultamos la realidad. Susana debe reconfigurar lo que se espera de ella como madre, esposa, profesionista y compañera del grupo de padres de la escuela, y descubre que el día no tiene suficientes horas para cubrir las tareas escolares, las reuniones con la familia política, las inseguridades económicas del esposo y el recuerdo de una vieja promesa que se hizo a sí misma: no dejar morir su talento profesional en aras de ser mamá. En una novela tan divertida como aleccionadora, Juana Inés Dehesa vuelve a examinar con humor y ojo clínico el papel de las mujeres de su generación, en un momento en el que se replantean la idea que heredaron de ser madres, profesionistas y figuras ejemplares.